Entre el 18 y 26 de marzo, en el Concejo Deliberante de la ciudad de Miramar, se presentará la exposición “…como tener sed, pero no de agua” – MEGAJOYAS PARA MEGAMUJERES de las artistas textiles Silvia Roldán y Lilia Breyter

Dónde: Concejo Deliberante
Calle 28 Nº 1050
 Miramar- Pcia de Buenos Aires

Horario: 12 a 21hs

“…como tener sed, pero no de agua”
MEGAJOYAS PARA MEGAMUJERES
Arte textil
Silvia Roldán / Lilia Breyter
Fotomontaje Ramón Parajuá

Todas las mujeres sabemos a qué se refiere esta frase del poema de Pessoa. Todas hemos experimentado alguna vez la falta de algo esencial, sin que podamos definir qué es, porque no es algo conocido, pero es algo que nos falta…
Para esta muestra seleccionamos mujeres que representan la búsqueda inevitable de aquello que todavía no es, pero que es posible.
Ellas han desafiado la norma, lo establecido, han abierto nuevos caminos, rompiendo fuertes estructuras, siendo fieles a ellas mismas y a su sed. En su época fueron tratadas críticamente, ignoradas, despreciadas, o al menos, sospechadas. Pero su luz propia nos iluminó a todos, llegó hasta los rincones más oscuros para poner una luz nueva, que tiene que ver con la conciencia, con la libertad.
La oposición se fue diluyendo con el paso del tiempo. La personalidad dio paso al espíritu, la imagen creció y es reconocida socialmente a la luz de los cambios que provocó.
Hoy, su dimensión es macro, es mega.
Para homenajearlas con el regalo de una joya hemos hecho obras de arte  textil cuya dimensión  de mega-joya pretende alcanzar la estatura de estos iconos. En ellas lucen, irradiando su dignidad y trascendencia.
Creamos estas obras imbuidas de esos espíritus, y ofrecemos un espejo a cada mujer común para que ornamentada con una joya, encuentre la grandeza del suyo.

Desde el Arte Textil, nos acercamos al pensamiento contemporáneo alcanzado por las mujeres, su particular visión y su accionar en el mundo.
En las biografías de estas mujeres, encontramos un lazo envolvente ligado a una relación particular del género.
Mujeres que han trabajado desde la empatía con el otro, anhelando el encuentro y haciendo profundas transformaciones que continúan desenvolviéndose en una dimensión del Tiempo que trasciende el de su existencia física.
Todas a su manera, han constituido individualidades emergentes en sociedades en general adversas, estructuradas desde el poder masculino. Ellas han persistido y seguirán haciéndolo para que, haciendo un viaje en el tiempo, nos apropiemos de su condición humana.
Si la memoria persiste, es debido a un tiempo que desaparece y aparece de nuevo a modo de eternidad, y recuperamos la emoción de volver a encontrarnos con el fenómeno, desde la distancia que nos pone el tiempo.
Emoción e intelecto para encontrarse con la metáfora del devenir humano.
La elección de ellas para esta muestra persigue la intención de mostrar a cada una  como mujer común que ha sido fiel a su anhelo, y  como al decir de Fernando Pessoa:
“…Yo, la mujer legítima y triste del conjunto,
yo sufro ser Yo a través de todo esto,
como tener sed,
pero no de agua”-