Este fin de semana pudimos disfrutar de las primeras jornadas de reflexión sobre la joyería contemporánea que hacemos en Buenos Aires.

Fueron dos días intensos, con charlas más que interesantes que presentaron joyeros de latinoamérica, sobre procesos creativos, preparación de colecciones, crítica de joyería y arte, historia, y una mesa redonda de colectivos de joyería.
No sólo las presentaciones, sino los intercambios posteriores, las intervenciones apasionadas, los debates entre los distintos puntos de vista, la diversidad de caminos que nos caracteriza como creadores con distintas historias y búsquedas que nos encontramos en la joyería contemporánea.

Este fin de semana abrió caminos y puertas. Enseguida se hicieron visibles las conversaciones que nos faltaron, y la necesidad de seguir intercambiando.

Y como no podía ser de otro modo, acompañados por el buen clima,  terminamos cada una de las jornadas en el patio del museo José Hernández compartiendo delicioso café y con delicadezas de la Flor de Barracas.

Muchas gracias a todos los ponentes y a los muchos asistentes.