En un esfuerzo destinado a fomentar la participación de todos los artistas de la joyería contemporánea, la organización autogestiva de la Bienal ha otorgado en esta segunda edición seis becas completas.

El crecimiento en la convocatoria se relaciona directamente con el crecimiento de la joyería contemporánea en Latinoamérica  y con la necesidad de encontrar espacios de fomento, divulgación y valorización de la joyería de arte. La duplicación en el número de inscriptos con respecto a la bienal anterior legitimiza el lugar de polo latinoamericano que la bienal en su totalidad viene a ocupar, tanto en la importancia del concurso como en el despliegue de actividades y exposiciones asociadas que tendrán lugar durante casi dos meses en la ciudad de Buenos Aires, conurbano bonaerense, Junin y La Plata.

En ese marco, la entrega de las becas equilibra un poco, dentro de las posibilidades que da el trabajo autogestivo, las desigualdades en las posibilidades de participación en un evento que busca ser transversal en todos los sentidos posibles.

Estamos cada día más cerca de esta celebración colectiva.

Becas de la bienal