Proyecto Ojalá

En la ciudad de Munich los joyeros, galeristas, artistas, estudiantes y público general se reúnen cada mes de marzo durante Schmuck, el evento más importante de joyería contemporánea desde hace décadas, para disfrutar de más de  sesenta muestras, charlas y eventos sociales. En los últimos años continúan sumándose nuevos proyectos que abordan diferentes problemáticas de manera creativa. Este es el escenario que eligieron  las argentinas Patricia Gallucci, Alejandra Koreck y Sabina Tiemroth para exhibir sus trabajos y presentar Ojalá, un nuevo proyecto cuyo principal objetivo es el de difundir la joyería contemporánea.

La idea comenzó hace un año, luego de vivir la experiencia de exhibir en el mismo circuito en Café Clara, un espacio que vincula gastronomía y arte, y que participa desde hace unos años de la “Munich Jewellery Week“. Las artistas expresan que “el lugar hizo posible el encuentro con los visitantes  a través de la charla cotidiana, en un ambiente relajado e informal, transformando el modo de percibir una exhibición. El café puede alojar ese momento único de encuentro con el otro y así preservar un tiempo para compartir y disfrutar.” Ellas valoraron la experiencia de abrir  la joyería contemporánea a un nuevo público, y pensaron una joyería permeable, como un significante que conecta y une. Es por ello que este año decidieron volver al mismo café y doblar la apuesta. Ante la pregunta: “¿cómo continuar con la conversación del café y traspasar sus límites, generando nuevos vínculos y charlas?” crearon Proyecto Ojalá, con el que proponen la realización de dos exhibiciones y la acción Ojalá Itinerante: una actividad de creación colectiva e itinerante de joyas contemporáneas.

En la primera exhibición realizada recientemente en marzo durante Schmuck 2015, tuvieron la oportunidad de presentar sus trabajos personales al público y de iniciar Ojalá Itinerante.


Sabina Tiemroth presentó una serie de piezas y objetos que manifiestan una gran cercanía a la prenda, en las que el cuerpo actuó como soporte y estructura en sus diversas formas de uso. Dando continuidad a su último trabajo, utilizó restos de orillos textiles, los mismos que vió durante su niñez en las chacras patagónicas, y que ahora usa para construir volúmenes, caminos, espacios que alojan al cuerpo, lo envuelven y lo abrazan. Una línea infinita que cose sobre sí misma y se transforma en pura textura, llamando al tocar, jugar y sentir.

Alejandra Koreck trabajó tramas perforadas, entre puntos y silencios, reinterpretando el sistema Braille y  explorando los límites de lo indecible, lo ilegible. La creación de un libro de artista se transformó en su punto inicial para el desarrollo de una serie de piezas-objeto, en las que el papel se conjugó con chapas de impresión Braille. Su singular conexión con el papel  y la escritura como material nos conducen inevitablemente a bordear  los contrastes entre el sentido y el sin sentido, entre lo posible y lo imposible de decir, de escribir.

Patricia Gallucci en su última colección “Broken” con su particular sensibilidad y percepción sobre la naturaleza, reflejó y nos transmitió acerca de lo frágil, lo efímero y lo delicado de los materiales, y nos llevó a cuestionar  cómo nos relacionamos con ello en la vida diaria.  Utilizó ramas de porcelana que se entrecruzan, se unen y se integran con el fieltro formando tramas. En su sutileza, deja entrever vacíos y transparencias; capas de coladas, color y formas, que despiertan el interés de saber qué contienen en su interior. La artista pone en juego una relación emocional entre usuario y joya; donde la transformación y vulnerabilidad se revelan, haciendo presente lo impredecible al momento de usar, sentir y concebir sus piezas.

PiezasProyecto Ojalá Itinerante
Durante la inauguración se pudo disfrutar de música, vinos, comida y bombones argentinos en un clima ameno y alegre con gran participación del público. A través del sorteo dieron comienzo a la acción Ojalá itinerante, entregando  piezas iniciales a los primeros participantes de diversos países, quienes manifestaron su entusiasmo por el juego. Cada uno de ellos transformará la pieza recibida durante un mes, luego elegirá un nuevo participante a quien se la cederá en un café; continuando la cadena de creación y difusión  hasta diciembre del presente año.

Al evento concurrieron el Cónsul General Adjunto Gustavo Adise, el Sr Juan José Lengruber del Centro Argentino de Munich y artistas, galeristas, estudiantes de joyería de diferentes países. También asistieron los joyeros argentinos seleccionados para Schmuck: Jorge Castañón, Mercedes Castro Corbat, Carolina Dutari y Sol Flores.
 La muestra contó con el apoyo del Consulado Argentino en Frankfurt, la hospitalidad de Café Clara, el auspicio de Tiegel Chocolatier y de todos los colaboradores que aportaron mediante la plataforma de financiamiento colectivo Ideame.


En el 2016, como siguiente etapa del proyecto, se organizará la segunda exhibición en un café de Buenos Aires, con las piezas intervenidas por los participantes.
“Si el encuentro transforma y vincula a las personas, más allá del tiempo y del espacio; ¿cómo sería una joya  que simbolice ese lazo?” Hará falta esperar hasta el próximo año.
Se podrá hacer el seguimiento de las piezas y el Proyecto Ojalá a través de facebook:  https://www.facebook.com/ojala.jewelry
Se realiza difusión del proyecto también a través de:
http://current-obsession.com/62-Ojala