Compartimos con ustedes el primero de una serie de artículos escritos por María Carelli acerca de la Joyería Contemporánea.
Que lo disfruten.
___________________

¿Qué es la joyería contemporánea? ¿Cuándo comenzó la joyería contemporánea?

¿Creés que  la joyería contemporánea es  “algo de ahora” No… tiene su historia.

Quizás podamos rastrear algo de su origen en lo que cuenta Jochem Wolters sobre los orígenes del estudio de joyería contemporánea en la Beruskolleg fur design, scmuch und gerat en Munich

Wolters cuenta  que  un primer movimiento en la historia de lo que es hoy la joyería contemporánea  surge hacia fines de los ´50 por unos pocos artistas y profesores de instituciones educativas que veían a la joyería como un medio autónomo de expresión estética en pie de igualdad con las bellas artes. Este movimiento alcanzó gran suceso especialmente en Alemania durante los años´60, y rápidamente se fue extendiendo a otros lugares de Europa y del mundo. Sin embargo  su influencia se limitaba a la academia, sin posibilidades de desarrollarse  en otros ámbitos menos sistematizados.  En este contexto la exploración en diseño de joyería era relegada respecto al entrenamiento técnico. Técnica y diseño se vuelven un gran tema, por momentos un binomio de oposición.

En mi acotada experiencia,  a veces me parecería  escuchar  que la técnica tiene mala reputación. No obstante, creo que sin diseño no hay pieza de autor. E incluso pareciera ser la parte más difícil. Para mí no hay uno sin el otro. Me cuesta entender cómo algunos joyeros se distancian de “las manos en la masa”, de tocar el material, de poner el cuerpo. El material, resolver el material, es de las primeras postas que aparece en el proceso de trabajo.  Si no tocamos el material, si no dejamos que sus cualidades interactúen con nuestros sentidos, si no experimentamos con él, creo que no se llegará muy lejos… O sí, pero la pieza probablemente no resultará de esas que se sienten,  “una pieza sentida” como dice uno de mis maestros. Aún cuando se trabaja como pequeño empresario y es necesario producir símil serie cierto diseño y se terceriza alguna parte del trabajo, yo creo que si se pierde el tocar el material, el transformar ese material en un momento u otro de la producción, si se deja de lado la experimentación continua hasta que sintamos que se agota nuestra posibilidad de hacer algo con él, la pieza pierde fuerza, y el joyero, a mi gusto, deja de crecer en la parte más hermosa que implica el ser joyero.

Retomando el texto de Jochem Wolters sobre el comienzo de la joyería contemporánea, aquella era la situación hasta que en los ´80 en la que era llamada Pforzheim School , se aprobó un plan de estudios en joyería de tiempo completo, como cualquier otra rama de las artes, y  en que práctica y diseño comenzaban a enseñarse y practicarse como factores interdependientes. Se buscó y logró enorme apoyo por parte de distintas instituciones y exponentes de la joyería como la Unión Central de Orfebres,  Plateros y Joyeros. La escuela pasó a llamarse Beruskolleg fur design, schmuck und gerat alcanzando gran éxito a fines de los ´80.

Entonces si todo comenzó a ocurrir hace 60, 70 años en Alemania y rápidamente se expandió por otros lugares  de Europa y del mundo, hoy en día resulta  común y constante que la joyería contemporánea se exhiba en museos, galerías de arte, que se realicen eventos motivando el intercambio entre joyeros , que joyería se estudie en universidades o escuelas terciarias de arte o diseño, y además son constantes las convocatorias a concursos, las becas, las residencias…

Sin embargo, aquí en Argentina las cosas ocurrieron con otros tiempos, con el nuestro. Institucionalmente también ocurren cosas diferentes, y si bien talleres como el de  Jorge Castañón funcionan hace más de 20 años  a veces creemos que es mejor no decir que nos dedicamos a la joyería porque será interpretada como  “las joyas de la abuela”… Me gusta, y comparto lo que escribe Cecilia Richard en el artículo “Qué significa hacer  joyería en el lugar en el que vivís” cuando dicees desarrollar una actividad de la que muy pocos saben o conocen, supone un esfuerzo en relación a la aceptación y legitimación por parte del público (…) implica moverse en un campo en donde -todo está por hacerse-, lo que involucra tener la posibilidad de generar un impulso con valor positivo, de la joyería contemporánea como disciplina a desarrollarse a nivel local”

Suena bien, ¿no?

María Carelli      Learn to fly      http://mariacarelli.blogspot.com.ar/

Alchimia Escuela de joyería contemporánea en Firenze, Italia.

Alchimia
Escuela de joyería contemporánea en Firenze, Italia.

Taller La Nave - Jorge Castañón Buenos Aires, Argentina.

Taller La Nave – Jorge Castañón
Buenos Aires, Argentina.

Fuentes:

– Jochem Wolters, “How it all began”, As we like it, Munich, 2008.
– Cecilia Richard, ¿Qué significa hacer joyería contemporánea en el lugar en el que vivís?, Córdoba, septiembre de 2011.

http://www.jorgecatanon.com.ar
http://www.ceciliarichard.com.ar/que-significa-hacer-joyeria-contemporanea-en-el-lugar-donde-vivis.html
http://www.gs-gd.de/125.php