Una mirada sobre la joyería contemporánea latinoamericana

El martes 3 de julio el jurado de premiación de la II Bienal Latinoamericana de joyería contemporánea compuesto por Nuria Carulla, Jorge Castañón, Leda Daverio, Fabiana Gadano, Felicitas Luna y Jorge Manilla se reunió para decidir los premios que otorga la Bienal para el concurso “Vecinos”.

Los jurados recorrieron las mesas repletas de obras provenientes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Puerto Rico y Venezuela. Primero informalmente, conversaron sobre lo que a cada uno le llamaba la atención, aproximando criterios y miradas. En una segunda instancia el jurado recorrió mesa por mesa y discutió en profundidad sobre cada una de las obras. Obtuvo así una primera selección que se fue acotando a partir de debates, acuerdos y reflexiones. Lo que sigue son algunas de las conclusiones generales sobre los parámetros que utilizaron para seleccionar los premiados entre los trabajos presentados.

Una primera consideración tuvo que ver con la excelencia de la manufactura: para una pieza de concurso todo tiene que estar perfectamente solucionado: frente y dorso, mecanismos, sistemas, terminaciones superficiales; un trabajo que denote tener la suficiente experimentación e investigación sobre los materiales y sus posibilidades.

En cuanto a volumetría, los jurados consideraron que muchas de las propuestas presentadas se concretaron en las dos dimensiones, sin haber llegado a explorar la posibilidad de crecer en el espacio. Destacaron aquellos trabajos en los que la decisión sobre volumen o plano era evidente y tenía una directa relación con la propuesta. Con respecto a las dimensiones apreciaron las propuestas en las que la elección del tamaño las fortalecía conceptualmente.

Priorizaron especialmente aquellos trabajos que desarrollaron un diseño integral de la pieza, donde aún las pequeñas partes, lo no visible inclusive, hubiese sido tomado en cuenta.

Sobre la elección de los materiales utilizados, se interesaron en las propuestas en las que era clara una búsqueda y una toma de decisiones en función de aquello que se quería decir, un uso no decorativo sino justificado.

También tuvieron en cuenta la relación que la pieza establece con el usuario. Los jurados se probaron las piezas y las intercambiaron para verlas en diferentes cuerpos. Esto se repitió varias veces a lo largo de toda la jornada.

Finalmente, la manifestación de un lenguaje propio, único, con identidad, donde se integren la idea, la imagen y la poesía.

Fue una jornada intensa. Fue maravilloso escucharlos hablar con mucho respeto sobre cada trabajo, pero también con absoluto espíritu crítico.

El objetivo de la Bienal Latinoamericana es crecer colectiva e individualmente y para esto tenemos que animarnos a mostrar lo que hacemos, verlo, apreciarlo, evaluarlo, criticarlo. Latinoamérica posee un espíritu propio que es esencial valorar y destacar, sobre todo en la contemporaneidad global. Mirar y mirarnos. Aprender unos de otros. Participar.

PAULA ISOLA
Joyeros Argentinos


Con mucha emoción, Joyeros Argentinos y el Museo de Arte Popular José Hernández anuncian los premios del Concurso “Vecinos” de la II Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea.

Felicitamos calurosamente a cada uno.

Primer premio:
Vania Ruiz, Chile
Prendedor “Las nuevas vecinas”

Segundo premio:
Lorena Lazard, México
Dije y prendedores “Tierra V, VI y VII”

Tercer premio:
Rita Soto, Chile
Broche “Parasitismo Salvaje”

Premio Joya Argentina:
Laura Leyt
Collar “Relicario”

Primera mención:
Dania Chelminsky, México/Israel
Broches “Opuntia 1, 2 y 3”

Segunda mención:
Cristina Celis, México
Broches “Bang, bang”, “Ponchis, Ponchis” y “Wuuf, wuuf”

Tercera mención:
Elvira Cibotti, Argentina
Collar “Ponchito”

Mención especial del jurado:
Raquel Bessudo
Broches “Espacios compartidos ii y iii”

 


premios bienal